SANTIAGO GARCÍA-CLAIRAC
ESCRITOR

E L   P R I N C I P I T O   D E   S A N T I A G O

 


EL PRINCIPITO, EL LIBRO

EL PRINCIPITO es una obra que se presta a muchas interpretaciones.

Cada lector hace la suya, cada especialista, cada crítico y cada admirador tiene una opinión propia del significado profundo y real de este libro.

Surgen preguntas y nacen nuevas respuestas: ¿Quién es realmente el principito? ¿Qué representa este pequeño personaje? ¿Los planetas que visita son realmente países terrestres? ¿Sabía de antemano que su muerte estaba cerca y la serpiente es una premonición?

Las frases del libro son todavía más complejas y los más sesudos siguen buscando significados e interpretaciones. 

Con mayor o menor fortuna, ya que no soy un especialista, voy a dar mi interpretación que, desde luego, es muy personal.

* * * * * * * * * *

Las circunstancias que rodeaban a Antoine de Saint-Exupéry mientras escribió El Principito no fueron precisamente las mejores para realizar una idea creativa.

Sabemos que empezó a escribirlo en 1842, mientras su país estaba bajo el dominio alemán y que él se había desplazado a Estados Unidos con el firme propósito de convencer a sus habitantes de la necesidad de entrar en guerra y ayudar a liberar Francia y Europa del yugo nazi.

Antoine era un gran patriota que amaba a su país con verdadera pasión. No es pues descabellado imaginar que, mientras escribía El Principito, no dejaba de pensar en lo que ocurría en su amada Francia.

Tampoco es descabellado pensar que algunos de esos pensamientos patrióticos se filtraran en la obra y en los dibujos.

Mucho se ha hablado del dibujo de la serpiente que parece un sombrero y muy poco del que el niño viste con ropa casi militar y porta un sable en una mano. Un dibujo realizado en 1942.

Ambos dibujos pertenecen a la misma obra y sin embargo tienen un sentido muy diferente. O quizá no tanto.

Resulta que la serpiente se ha tragado a un elefante, igual que los nazis se tragaron Francia.

Y el principito tiene un sable en las manos

Según los estudiosos de la obra, los árboles baobabs representan a los soldados alemanes.

No es que quiera retorcer la obra y los significados que Saint-Exupéry dio a su obra. De ninguna manera, pero como ya he dicho, mi interpretación es muy personal.



CONTINUARÁ...